sábado, 18 de julio de 2015

Hermosos pueblos de la geografía rusa I

También fui a visitar a una amiga a su pueblo. Lleva casi dos años allí trabajando aunque se le queda pequeño. El caso es que me invitó y por supuesto que acepté: pueblos = lo mejor. 




Como experiencia, interesantísima a muchos niveles. Para empezar, como es un pueblo tártaro la gente habla medio en ruso medio en tártaro, tendría que haberlo grabado. He aquí las palabras que más oí repetir: 


Aidá - vamos

Iarar - vale, de acuerdo
Yuk - no
Eié - sí (a lo mejor no se dice así pero me sonaba a eso)

Que uní a mis ya conocidas "Isémeses" (hola), "Ashamleklar" (alimentación) y "Utr" (siéntate). Posteriormente también aprendí a decir "come" (osh) y "comedor" (oshjané, de la familia de "farmacia" - darujané), aparte de "chechekler" (flor o flores, no me ha quedado claro si es singular o plural). Fascinante la capacidad de la gente para pasar de ruso a tártaro y viceversa, oiga. 





Mi amiga vive en un piso de su propiedad que tiene pinta de existir desde los años 40 y que no ha pasado por ninguna remodelación pero tiene baño y ducha dentro de la casa y canalización. Recordemos que no todos tienen esa suerte ni el buen criterio de construir el baño dentro de casa aunque puedan (descubrimiento reciente), sobre todo si se trata de pueblos. 



Clásico baño rural
La ciudad-pueblo en la que vive es la capital de su región y el centro está bastante bien, adoquinado y limpio, con tiendas y plazas. El resto es una mezcla digna de ver: hay casas nuevas, viejas, bloques de pisos de todos los tipos, aceras, calzadas, barrizales, cabras y gallinas que pasean libremente por las calles, ... Tienen cerca una montaña desde la cual se ve toda la región y, teniendo en cuenta lo llano que es este país, cuatro o cinco repúblicas de la zona. 



El edificio al fondo es una escuela

Desde ahí nos movimos al pueblo de los abuelos de una antigua alumna de clases particulares de mi amiga que tiene ahora 18 años. Los abuelos viven en una aldea de leñadores en medio de un bosque y junto a un río. Quisiera aclarar que la mitad de Rusia no es más que bosque y la otra mitad no tiene absolutamente nada más que llanuras eternas. Eso significa que el viaje empezó con estos dos paisajes uno al lado del otro: a la derecha de la carretera, un prado infinito, y a la izquierda, un bosque del tamaño de Europa. Pero no nos preocupemos porque en seguida llegamos al camino rural. 



La parte buena del camino
En la época de Stalin, calculo yo, asfaltaron una parte de lo que ahora parece un cortafuegos pero esos tiempos pasaron a mejor vida y ahora queda un poco de asfalto en medio y arcilla a los laterales, lo que dificulta una conducción normal. Los coches se dedican a ir de "llano" a "llano" intentando permanecer en el lado que les corresponde pero consiguiéndolo rara vez. No hay riesgo de choques porque es difícil pasar de tercera. Lo interesante no es el estado del camino sino que a ambos lados hay abetos, pinos y abedules larguíiiisimos y como el cortafuegos se hace en línea recta, la fila de árboles es infinita. Durante todo el camino los colores son marrón anaranjado del suelo - verde oscuro de los árboles - azul/gris de las nubes y el cielo. 

Normalmente, cuando una viaja en tren, a los lados suele haber solo árboles pero no nos dejemos engañar: a menudo, estos árboles son solo una hilera, como mucho dos y notas que después hay una llanura. En esta ocasión notas que los árboles no se acaban nunca jamás y que si entras en el bosque, buena suerte para salir luego. 

Dos horas después, con solo un leve descanso en una carretera de gravilla en una especie de claro del bosque, llegamos a una parte en la que el camino se iba haciendo cada vez más estrecho y se notaba que con una lluvia un poco fuerte se convertiría en un barrizal de mucho cuidado. Poco a poco, los árboles se iban cerrando alrededor nuestro hasta que llegamos al final del camino (no exagero, el camino se acababa ahí): una casita de madera nos indica que hemos llegado. 


No mentía: esta es la entrada de la aldea

[Continuará]

No hay comentarios:

Publicar un comentario